Albóndigas de avena picantonas

albondigas picantonas

En fin, empiezo, como siempre, por las aclaraciones. La receta base de estas albóndigas de avena picantonas, es mi adaptación de las hamburguesas de avena de la genial chef de Creativegan.net, supongo que todo vegano conoce su página, si aún no, te dejo el enlace:CREATIVEGAN.NET
Las he llamado picantonas por la salsa, que queda un poco picante, aunque lo puedes adaptar a tus gustos, desde no añadir nada de guindilla, hasta añadir un montón. Yo prefiero un picante medio, ya que la albóndiga en sí, es muy suave.
Otra cosita, si no te gusta utilizar soja texturizada, puedes cambiarla por cualquier cereal o legumbre cocida.
Como comprabarás después de leer la receta, la base de las albóndigas te sirve para utilizarlas con cualquier salsa, como milanesas o incluso como nuggets. Te diré también, que congelan estupendamente. Yo suelo hacer el doble de una vez y congelar las que no vaya ha usar, una vez rebozadas. En verano descongelan rápidamente, incluso puedes ponerlas en la sartén cuando no estén del todo descongeladas. Espero que te gusten.

albondigas picantonas

Empezamos. Para 24-30 albóndigas, dependiendo del tamaño que les des, necesitas:

-1 vaso de avena en copos.
-1 vaso de soja texturizada fina.
-1 vaso y medio de leche de avena.
-2 diente de ajo
-1 manojo de perejil fresco.
-1 cucharadita de canela.
-1 cucharadita de comino.
-2 cucharadas de salsa de soja.
-Harina de trigo para espesar
-Harina de arroz para rebozar.
-Aceite de oliva.

Para la salsa necesitas:

-2 puerros grandes.
-1 manojo de ajetes.
-5 tomates maduros.
-Guindilla al gusto.
-1 vaso de vino blanco.
-1 vaso de agua.
-Aceite de oliva.
albondigas picantonas
Te explico como se hace. Pon la soja texturizada en una cacerola y cúbrela de agua unos dos dedos por encima. Agrega la salsa de soja, la canela y el comino, remueve y deja que cueza hasta que este muy blanda.

Mientras tanto, ponemos la avena junto con 1 vaso de leche en un bol apto para el microondas y calentamos 1 min. a potencia 500 w. Ahora, con cuidado de no quemarte, saca el bol, remueve bien la avena y vuelve a ponerlo otro minuto. Repite la operación: saca del micro, con cuidado y remueve. Sé que soy muy pesada, pero es que yo la primera vez me quemé, por valiente. Ya puedes dejar que repose.

Imagino que la soja ya estará lista, puedes escurrirla bien, presionándola si hace falta y reservar.

Pon al fuego un wok o sartén honda, con un par de cucharadas de aceite de oliva, cuando este caliente, baja a fuego medio y agrega el ajo, el perejil y la soja texturizada, no dejes de remover, la soja suele pegarse. Debe quedarte todo dorado. Este es el momento de añadir la avena, sin parar de remover. Cada vez quedará todo mas pegajoso, agrega el medio vaso de leche de avena y sigue removiendo durante un par de minutos. Ya puedes añadir la harina, y seguir removiendo, tiene que quedarte como una papilla muy espesa. Ahora debes dejar que se enfríe, para poder manejarlo con las manos.

No pierdes el tiempo, porque mientras se enfría la masa puedes preparar las verduras, limpia los ajetes y los puerros, córtalos en rodajas gruesas y lávalos bien, pueden tener tierra. Lava también los tomates y pícalos en trocitos pequeños, siempre sobre un bol, para no perder el jugo.  Puedes pelarlos si te resulta desagradable que queden pieles. A mí por ejemplo, no me compensa el trabajo, no me importa que queden pielecitas en la comida.

Enharínate las manos y forma bolas con la masa. La medida la dejo en tus manos. A nosotros, en casa, nos gustan pequeñitas, porque quedan más crujientes, pero claro, gustos como colores. Tendrás que rebozarlas y freírlas hasta que queden crujientes, resérvalas sobre papel absorbente.albondigas picantonas

Vamos con la parte final, pon de nuevo el wok, limpio, con 3 cucharadas de aceite y deja que se caliente, agrega los puerros, los ajetes y la guindilla picadita. Deja que todo tome color a fuego medio-bajo. Ya puedes agregar el tomate y remo

verlo todo, ahora agrega las albóndigas con cuidado de que no se rompan, agrega el vino y el agua también y deja que cueza todo junto, asta que reduzca y quede una salsa no muy espesa, pero bien ligada. Si ves que te queda muy líquida, y no se adhiere bien a las albóndigas, puedes agregar una cucharadita de maicena disuelta en un poquito de agua, y dejar 5 minutos más al fuego.

Espero ansiosa tu opinión.

Imprimir
Albóndigas de avena picantonas
Tiempo de preparación
15 min
Tiempo de cocción
10 min
Tiempo total
25 min
 
Raciones: 30 unidades
Ingredientes
  • 1 vaso avena en copos
  • 1 vaso soja texturizada
  • 1 y 1/2 vaso leche vegetal
  • 2 dientes ajo
  • 1 manojo perejil fresco
  • 1 cdta canela
  • 1 cdta comino molido
  • 2 cda salsa de soja
  • Harina de trigo para espesar
  • Harina de arroz para rebozar.
  • Aceite de oliva.
  • Para la salsa necesitas:
  • 2 puerros grandes
  • 1 manojo ajetes tiernos
  • 5 tomates maduros
  • Guindilla al gusto
  • 1 vaso vino blanco
  • 1 vaso agua mineral
  • Aceite de oliva.
Elaboración paso a paso
  1. Pon la soja texturizada en una cacerola y cúbrela de agua unos dos dedos por encima. Agrega la salsa de soja, la canela y el comino, remueve y deja que cueza hasta que este muy blanda.

  2. Mientras tanto, ponemos la avena junto con 1 vaso de leche en un bol apto para el microondas y calentamos 1 min. a potencia 500 w. Ahora, con cuidado de no quemarte, saca el bol, remueve bien la avena y vuelve a ponerlo otro minuto. Repite la operación: saca del micro, con cuidado y remueve.
  3. Imagino que la soja ya estará lista, puedes escurrirla bien, presionándola si hace falta y reservar.
  4. Pon al fuego un wok o sartén honda, con un par de cucharadas de aceite de oliva, cuando este caliente, baja a fuego medio y agrega el ajo, el perejil y la soja texturizada, no dejes de remover, la soja suele pegarse. Debe quedarte todo dorado. Este es el momento de añadir la avena, sin parar de remover. Cada vez quedará todo más pegajoso, agrega el medio vaso de leche de avena y sigue removiendo durante un par de minutos. Ya puedes añadir la harina, y seguir removiendo, tiene que quedarte como una papilla muy espesa. Ahora debes dejar que se enfríe, para poder manejarlo con las manos.

  5. Mientras se enfría la masa puedes preparar las verduras, limpia los ajetes y los puerros, córtalos en rodajas gruesas y lávalos bien, pueden tener tierra. Lava también los tomates y pícalos en trocitos pequeños, siempre sobre un bol, para no perder el jugo. Puedes pelarlos si te resulta desagradable que queden pieles. A mí por ejemplo, no me compensa el trabajo, no me importa que queden pielecitas en la comida.

  6. Enharínate las manos y forma bolas con la masa. Rebozalas y frielas hasta que queden crujientes, resérvalas sobre papel absorbente.

  7. Vamos con la parte final, pon de nuevo el wok, limpio, con 3 cucharadas de aceite y deja que se caliente, agrega los puerros, los ajetes y la guindilla picadita. Deja que todo tome color a fuego medio-bajo. Ya puedes agregar el tomate y removerlo todo, ahora agrega las albóndigas con cuidado de que no se rompan, agrega el vino y el agua también y deja que cueza todo junto, asta que reduzca y quede una salsa no muy espesa, pero bien ligada. Si ves que te queda muy líquida, y no se adhiere bien a las albóndigas, puedes agregar una cucharadita de maicena disuelta en un poquito de agua, y dejar 5 minutos más al fuego.
Notas de la Receta

Como comprabarás después de leer la receta, la base de las albóndigas te sirve para utilizarlas con cualquier salsa, como milanesas o incluso como nuggets. Te diré también, que congelan estupendamente. Yo suelo hacer el doble de una vez y congelar las que no vaya ha usar, una vez rebozadas. En verano descongelan rápidamente, incluso puedes ponerlas en la sartén cuando no estén del todo descongeladas. Espero que te gusten.

Comments 7

  1. Virginia

    Muy buena adaptación, sí señora ^___^
    Tengo pendiente hacer tus cheetorrones, a ver si ahora que he acabado los exámenes me pongo a asar pimientos y pruebo tu receta 🙂

    Reply
  2. Shere Sancho

    Gracias Virginia. Pues oye, me tomo la palabra y espero tu opinión ¿eh?, que será todo un lujo. 😛

    Reply
  3. Virginia

    Ah, se me olvidaba! otra pregunta: ¿levadura de cerveza normal o desamargada? supongo que será de la desamargada, que huele a quesazo, pero por si acaso pregunto 😉

    Reply
  4. Virginia

    Pues ya que estoy, una pregunta (sobre los cheetorrones): ¿el pimiento asado es pimiento rojo lamuyo, italiano…? que no todos saben igual ni tienen el mismo tamaño ni peso… 😉

    Reply
  5. Shere Sancho

    Wau, me pillastes, tengo mil botes de los que ella hace y voy usándolos, pero nunca le he preguntado. Acabo de hacerlo y por la explicación que me ha dado (alargados, pero con carne y con alguna tonalidad verdosa en la piel) creo que son de tipo lamuyo rojo ¿no?.
    Con respecto a la levadura, sí, es de la que huele a pies, ejejej. Eso le da un encanto al plato… C:

    Reply
  6. Virginia

    jejeje bueno, aclarado tema ingredientes 🙂 esta tarde bajo a comprar alguna cosa que me falta (los anacardos por ejemplo) a ver si me pongo con ello cuanto antes ^^

    Reply
  7. Anónimo

    Riquisimas !!! Me han encantado, estoy seguro de que se van a convertir en un clasico en casa. Voy a probar a cocinarlas con los restos de hacer leche de avena, y quiza sustituya la canela por otra especia, pero vaya receta, un 10 !!!! Muchas gracias y enhorabuena por el blog.

    Juan

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *