Lasaña de berenjena con pesto de pistachos

lasaña de berenjena con pesto de pistachos

Lasaña de berenjena con pesto de pistachos

El caso es que me regalaron una calabaza, y a pesar de ser preciosa y decorativa, me daba pena que se echara a perder sin comérmela. Más de una vez la he tomado cruda, cortada en juliana con salsa, en forma de raviolis rellena de queso de anacardos o sencillamente en ensalada. Pero esta vez me apetecía cocinarla y como eternamente estoy con la batalla por el peso (y quién no), quería hacer una receta que fuese baja en grasas aunque no fuese cruda. De todas formas,  algo a tener en cuenta es que la calabaza es alta en carbohidratos y que al cocinarla aumenta aún más la cantidad de azúcares y por ende, su índice glucémico. Al igual que ocurre con las zanahorias, por ejemplo. Por esto mismo decidí que sería perfecto usarla como toque dulce en una receta y ¿a qué verdura le va genial la combinación dulce? eso mismo, berenjenas.

Bueno, bueno, estoy que me salgo esta semana. No te acostumbres, que luego vuelvo al ritmo normal de trabajo y me pasan los meses sin publicar 🙁

Para 3 personas necesitas (salen 6 ó 7 “montaditos” de lasaña):

-2 berenjenas pequeñas
-1 calabaza cacahuete o moscada
-2 tomates maduros (yo he usado kumato)
-1 limón
-sal
-pimienta
-un bote de spray con agua potable (con veneno si quieres cargarte a alguien)
-1 cucharada de pistachos crudos picados
-unos cuadraditos de no-queso azul para acompañar

Para el pesto de pistachos:

-150 gr. de brotes de espinacas crudas
-zumo de medio limón
-1 diente de ajo pequeño
-3 cucharadas de aceite de oliva con romero y albahaca*
-1 manojo pequeño de albahaca fresca
-1 cucharadita de sal
-3 cucharadas soperas de pistachos crudos remojados 3 horas**

*Coje un bote de cristal, si es opaco u oscuro mejor, llénalo de ramas de romero y albahaca frescos y rellena con aceite de oliva virgen de buena calidad, usa siempre aceite de extracción en frío. Guárdalo en un sitio fresco y apartado de la luz y voltéalo diariamente para que las plantas suelten su aroma y sabor. Esto te sirve para cualquier aromática o incluso para los ajos.

**Ya que los pistachos no tienen inhibidores enzimáticos cómo otras semillas, se remojan para ablandarlos y poder triturarlos mejor.

lasaña de berenjena con pesto de pistachos

Para  empezar calienta el horno a temperatura máxima y mientras, corta la calabaza a la mitad y con un cuchillo de  punta fina dibuja una cuadricula profunda y repasa por todo el borde. De esta forma después será más fácil vaciar la pulpa de la calabaza.

Después mete la calabaza al horno a 220 º c durante 50 min. Mientras, pela y corta en rodajas las berenjenas y frótalas con el limón cortado a la mitad, que queden bien pintadas. A continuación ponles un poco de sal por los dos lados. Cuando pasen los 50 min. mete las rodajas de berenjena junto a la calabaza en el horno durante 20 minutos más o hasta que la calabaza este tierna. Durante este tiempo tendrás que espolvorear las berenjenas con el spray de agua si ves que están quedando demasiado secas y más o menos a la mitad del tiempo, dales la vuelta. Si te da igual el tema de las grasas, puedes ponerles un poco de aceite, en vez de agua y quedarán algo más crujientes.

Mientras tanto, haz el pesto, para ello tritura todos los ingredientes hasta que quede una salsa fina. Prueba y rectifica de sal o limón, también puedes ponerle un poco de pimienta o cayena si te gusta picante. También lava los tomates y córtalos en rodajas finas.

lasaña de berenjena con pesto de pistachos

Cuando la calabaza este tierna (se pincha fácilmente y el cuchillo sale sucio), puedes sacarla del horno, reserva la berenjena y la calabaza vacíala con mucho cuidado de no quemarte. Pon la pulpa en un bol y salpimienta a tu gusto.

lasaña de berenjena con pesto de pistachos

Ya puedes montar la lasaña, para ello pon una cucharadita de pesto en un plato y sobre ésta una rodaja de berenjena, a continuación una rodaja de tomate y encima una cucharada de calabaza, de nuevo berenjena, tomate y calabaza, hasta completar tres alturas  y terminar con una rodaja de berenjena y sobre ésta, una cucharada de pesto. Sirve dos de éstos “montaditos” o lasañas por comensal, decoradas con los pistachos picados y acompañadas por los cuadraditos de queso.

lasaña de berenjena con pesto de pistachos

Disfruta, espero tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *