Sorrentinos rellenos de no-queso y pera (raw)


Sí, hoy no estoy muy elocuente, no se me ha ocurrido ningún título gracioso o con doble sentido para esta receta, al menos,  ninguno “políticamente correcto”, porque esto de que el ingrediente principal sea el nabo, ya sabes que da mucho juego…

Como dato sobre el nabo, decir que es un buen alcalinizante, depurativo de la sangre y diurético.

Con lo cual, puede ser efectivo en afecciones genitourinarias, ácido úrico, gota, hipertensión, obesidad, retención de líquidos y reumatismo. Otro dato sobre el nabo que me parece interesante compartir es que contiene una buena cantidad de minerales, como potasio, calcio, fósforo y yodo. Éste último muy importante para el buen funcionamiento de la glándula tiroides, que regula el metabolismo. También es un gran antioxidante, debido a que contiene gran cantidad de carotenoides, vitamina c, vitamina a y vitaminas del grupo b. Los carotenoides actúan como antioxidantes previniendo el envejecimiento celular y protegiendo el organismo de los radicales libres y de la aparición de células cancerígenas, a su vez aumentan la eficiencia del sistema inmune y reducen las probabilidades de sufrir ataques cardíacos. Los carotenoides son también requeridos por el organismo para la formación de la vitamina a.

En cuanto la tabla nutricional, he visto que no hay uniformidad de datos, así que he decidido no incluirla, pero a groso modo diré que contiene entre 26 y 31 calorías por cada 100 gr., entre 0’1 y 0’2 gr de grasas, entre 2 y 4’5 gr. de carbohidratos y entre 1 y 2 gr. de proteínas.

 (Fuentes: Ecoagricultor y Salud y buenos alimentos)

Ya sin más te digo la receta, para 2 personas, necesitas:

Para la “pasta”:
-Dos nabos  medianos
-Sal fina

Para el relleno:
-Un puñado de pistachos crudos
-Un puñado de anacardos crudos
-Una pizca de sal
-Zumo de medio limón
-Tres cucharadas grandes de levadura de cerveza
-Una pera conferencia (usaras media o menos)

Para la salsa:
-Un puñado grande de perejil
-Un diente de ajo
-Aceite de oliva virgen extra
-Dos tomates secos

Desde que estoy con el raw, que es muy poco, me he dado cuenta de que tengo que planificar mejor las comidas, por esto de usar semillas y tener que activarlas casi de un día para otro. Esto me plantea un problema y es el de pasar demasiado tiempo pensando en comida, para una persona que no termina de desengancharse de los hidratos, esto es un problemón. No sé si ha todo el mundo al principio le pasa lo mismo, si me estas leyendo y quieres contarme tu experiencia, lo agradeceré infinito.

En fin, todo esto venia a que para comenzar la receta, debes dejar en remojo las semillas, al menos 6 horas, para activarlas. Yo las suelo poner en remojo al levantarme por la mañana, tapaditas con un trapo para que no se contaminen ni les dé la luz del sol. Para el medio día ya suelen estar listas, también depende de cuánto madrugues, claro.

Continúo. Una hora antes de comer, deberás pelar los nabos y cortarlos en rodajitas lo más finas que puedas, les ponemos sal y masajeamos para extender por todas las rodajitas, dejalás reposar en un colador fino, con un peso encima. Como he dicho, con una hora más o menos será suficiente, también depende de lo fino que hayas cortado el nabo.

Ahora le toca al relleno, y es muy fácil, escurre las semillas, enjuágalas y tritura. Agrega un poquito de agua si quieres que quede suave, esto ya depende de tu máquina, aunque no te pases, puesto que debe quedar con textura tipo ricota. Agrega el zumo de limón, la sal y la levadura y bate hasta que este suave. Resérvalo en el frigorífico. La pera sólo tienes que pelarla y cortarla en láminas finas.

La salsa es más fácil aún que el relleno, pon todos los ingredientes en una picadora y pica hasta que quede todo ligado pero con trozos visibles. Puedes añadir el tomate seco en la preparación o picarlo por encima una vez hayas presentado el plato.

Y hablando de presentar, ya hemos terminado, extiende la mitad de  la “pasta” de nabo en una superficie y ponles una cucharadita de no-queso, encima coloca un trocito de pera y tápalo todo con la otra mitad de rodajitas. Ya tienes tus sorrentinos, solo falta ponerles encima la salsa y listo.

Si te ha gustado o tienes alguna duda, comenta!!

Licencia de Creative Commons
Sorrentinos rellenos de no-queso y pera is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.